PERMATEL | Electricidad - Iluminación

 

Estos 30 años de Permatel podría describirse como un “pedazo de vida” protagonizado por buena gente, gente de trabajo honesto y sin descanso. Calificativo que se podría extender a todo el staff del negocio, siempre atentos y dispuestos a brindar un buen servicio al cliente, el asesoramiento adecuado y la amabilidad correspondiente. Claro se podría decir también extender esto a una especie de familia más grande aún conformada por los proveedores, gente del gremio, profesionales y clientes en general.

En cada uno de estos 30 años han estado presente los planes como base esencial del crecimiento. Permatel se ha expandido a nivel comercial y profesional, ya que se planteó como visión fundamental de éxito en el negocio, responder a las múltiples necesidades de sus clientes.

Para tener buenas ventas hay que tener buena mercadería, de calidad y con buen stock. Una de las premisas de la empresa, es que el cliente que entra al local, se lleve lo que vino a buscar y no tenga que esperar a que se lo traigan de fábrica. Un buen ejemplo de algo simple que, al cumplirse, forma parte de la misión importante de vender y fidelizar clientes.

Empresa de origen sencillo, que nace en la figura de un viajante que con el correr del tiempo se transforma en distribuidor y, casi naturalmente, en comercio minorista. Es por eso, que antes de recalar en la dirección actual, Permatel recorre tres locales diferentes, siempre en el barrio, y ascendiendo de categoría de “simple depósito” al negocio funcional de atención al público con el que cuenta actualmente.

 

 

 

 

Compartir